Anillo de Compromiso

Anillo de Compromiso

Anillo de compromiso y su significado

Esta joya tiene un significado muy importante, pues es una prenda de amor, es el símbolo de una próxima unión, es el compromiso que se adquiere a partir de ese momento y para toda la vida.

Un poco de historia

Hoy en día parece absolutamente normal y casi obligatorio recibir un anillo de compromiso a la hora de casarse, pero hemos de saber que no siempre fue así. De hecho, se trata de una costumbre bastante reciente si tenemos en cuenta toda la historia del ser humano e incluso si sólo nos atenemos a la historia de las relaciones de pareja.
A lo largo de la historia podemos comprobar cómo siempre existió algún objeto (diferente según qué civilización) que significaba compromiso para quien lo llevara. Así pues vemos que fueron los antiguos egipcios los primeros que comenzaron esta costumbre. Eran los hombres quienes entregaban dichos anillos a sus mujeres como señal de confianza; de esta manera confiaban en que serían buenas esposas y amas de casa.
 En Egipto se creía que había una arteria que comunicaba el dedo anular con el corazón, así que los enamorados llevaban este anillo como prueba de su amor. Creían que mediante este anillo, el amor quedaba atado y no podía escapar a través de la punta de los dedos. Estos anillos estaban hechos de hueso, fibras de plantas, marfil o cuero.
En Roma, los novios entregaban un anillo de compromiso a sus futuros suegros, como parte del ritual de pedirle la mano de su hija. Eran argollas de hierro que significaban fuerza y permanencia. En el siglo II a.C., los romanos entregaban dos anillos, uno al padre de la novia, y otro con forma de llave a su prometida, que solía abrir candados que custodiaban objetos importantes de la familia como símbolo de confianza.

Hoy en día, el anillo de compromiso se ha convertido en uno de los protagonistas el día de la pedida de mano, tanto en Occidente como en el resto del mundo. El anillo de diamante solitario refleja el amor de los novios: puro, inocente y sin fin.

Hay que entender que el acto de regalar un anillo de compromiso es un simbolismo que no puede significar otra cosa que confianza, compromiso y quizás algo todavía más importante: Eternidad. De ahí que se pusieran de moda los diamantes para los anillos matrimoniales. ¿Por qué? Porque los verdaderos diamantes son prácticamente indestructibles, duraderos, simbolizan fortaleza, poder, invencibilidad, de hecho, dicen que la palabra diamante viene del griego “adamas” que significa invencible.

Deja un comentario

Left Continuar comprando
Tu orden

No tienes articulos en tu carro